Little Italy Burger

El pequeño barrio de Little Italy es fácil de recorrer en un par de horas y es tan único como se ve en las películas.

Pequeño al mismo tiempo que emblemático, así es Little Italy. De bulliciosas manzanas llenas de decoraciones, colores, tentadores aromas y restaurantes italianos con un ambiente digno de admirar. Es cierto que este barrio no tiene grandes dimensiones, pero aquí todo es ventaja para continuar recorriendo los pequeños mundos que componen Nueva York. A la vuelta de la esquina encontrarás Chinatown, con pequeños pasos, estarás al otro lado del océano.

Para conocer el contexto de este barrio tan peculiar puedes explorar dentro del Museo Ítalo- americano. Institución cultural y educativa con el fin de promover el conocimiento de la historia de los italianos que llegaron a la Gran Manzana para quedarse.

¿Y para comer? Aquel rincón es italiano y está repleto de lugares para disfrutar del placer de comer. Mulberry Street, acércate a esta calle, sin miedo. Aquí encontrarás multitud de opciones para vivir una experiencia italiana dentro de New York. Conocida también como Restaurant Row, esta calle es todo un manjar de restaurantes agrupados. Viaja por el norte de esta zona, descubrirás desde la comida más clásica típica ambientado en el país hasta la más moderna ¡No te quedarás con hambre!

Para gustos colores y para curiosos, curiosidades. Entre las calles Lublow y BowBerry tienen algo mágico. Aquí se mezclan las culturas china e Italia con sus mercados de pescados, panaderías italianas y restaurantes de toda variedad deliciosa. No es glamour, es encanto lo que se respira en estas calles.

Tanto encanto como el que hay en Valladolid, a más de 5.632,90 km de Nueva York, también puedes hacerte una idea de la mezcla de culturas, costumbres, y sobre todo de sabores. Sabores especiales como los de las hamburguesas de nuestro restaurante, bautizadas la mayoría de ellas con los nombres de los barrios de esta Gran Manzana en nuestra carta en Nyc Hells. Motivo de más para hablar de la particularidad del barrio descrito, del ambiente de nuestro restaurante y sobre todo, de nuestra delicia, la hamburguesa.

Preparamos la Little Italy, con carne nacional, 100% vacuno, acompañada de mezclum de lechugas, tomate natural, queso de cabra y salsa casera de pesto de piñones. Una deliciosa hamburguesa servida en pan con sésamo negro, o bien, si lo prefieres en pan de Malta tostada con Avena. Y no contiene gluten, así que, si cambiamos el pan, es apta para celíacos.